jueves, 11 de diciembre de 2014

Día internacional de la montaña


En honor al día internacional de la montaña, les comparto un hermosísimo trabajo de un "hombre santo" o "wchasha Wakan de los Sioux Ogala, quien estuvo en la batalla de Little Big Horn a los 13 años y  en la masacre de Wounded Knee en 1890. Hablo del conocido "Alce Negro":





"Y allí estaba yo, de pie,

en la cumbre de la más alta de las montañas
y abajo, a mi alrededor,
se encontraba el círculo del mundo.
y mientras allí estaba
contemplé más de lo que puedo describir
y comprendí mucho más de lo comprendido
hasta entonces;
pues veía de un modo sagrado la forma
de todas las cosas en el Espíritu
y la Forma de todas las formas,
como si todo estuviera unido,
cual si fuera un único Ser.
Y contemplé cómo el círculo sagrado de mi pueblo
era uno de los muchos que componen el Gran Circulo,
amplio como la luz del día y
como el fulgor de las estrellas en la noche;
y en su centro crecía un árbol majestuoso y florecido,
para cobijar a todos los hijos de una misma Madre y de un mismo
Padre,
y vi que todo aquello era sagrado." 



Añado una hermosa fotografía del simbólico Monte Fuji en Japón, pues es reconocido como uno de 
los sitios más sagrados y propicios para la iluminación espiritual, lleno de mitología y encuentros místicos con la verdad y el camino hacia sí mismo.



martes, 11 de noviembre de 2014

Mini-tigres




El gato es una criatura "mágica" e increíble si nos cuestionamos su lugar entre los felinos; Tan lejos y cerca del tigre, conserva su instinto de caza aunque se le domestique, posee sentidos agudos y hasta extrasensoriales para sentir vibraciones de la Tierra y de energías que la mayoría de las personas no pueden percibir; Es de conocimiento popular el hecho de que "los gatos ven cosas que el ojo humano no ve", manifestándose este hecho como la clásica perplejidad en sus miradas (como si fuesen consciente de una sabiduría que no se entiende con la lógica, sino con el instinto y otros niveles de conciencia superiores, libres de prejuicios y errados conceptos humanoides) seguida de maullidos "a la nada" y una inquietud que no podemos comprender.

Somos afortunados de poder tener tan de cerca a estos seres, que en la antigüedad eran considerados divinos (como en el antiguo Egipto), y a los que se les atribuyeron milagrosos poderes curativos. De hecho, aún hoy en día se les utiliza cuales profesionales de la salud para terapias con niños, enfermos de cáncer y otros malestares.
 Hay un sin fin de testimonios que cuentan historias misteriosas y sorprendentes, en la que, alguno de estos felinos, hizo de oráculo, anunciando el pronto fallecimiento de una persona, paseándose por su habitación del hospital un día antes de su partida o quedándosele mirando por horas, como si supiese que a esa persona pronto le esperaba otro camino, un viaje a un plano diferente.

Místicos y milagrosos o no, su beneficio para con la salud emocional de nuestra especie está comprobada. Son una compañía silenciosa, cariñosa y juguetona, que no discrimina entre títulos ni estatus socio-económicos, por ende, junto con los perros, es uno de los amigos infaltables en nuestros hogares y entornos.
Son unas de las criaturas más cercanas al hombre, quizás aprendan de nosotros para reencarnar luego en un humano y convertirse en un próximo amigo para la siguiente generación. Fantasía o realidad, da igual, lo importante es que les debemos respeto y mucha gratitud por el amor desinteresado que nos entregan.

(La bella modelo de ojos penetrantes que acompañó esta entrada se llama Cuca, fotografiada por Gatuno Art/Arte a quien pueden visitar en su cuenta de twitter @globalgatuno, dedicada a la belleza gatuna, con videos, frases, datos de adopciones, imágenes y diversas fotografías. A quien también le doy un especial agradecimiento por facilitarme esta hermosa foto con una las frases más emblemáticas de Victor Hugo, gran escritor Francés del Siglo XIX).


viernes, 12 de septiembre de 2014

Espíritus afines





Del Paisajista Estadounidense Asher Brown Durand del siglo XIX, les traigo esta obra titulada: "Kindred spirits", es decir: "Espíritus afines". En el cuadro se ven a dos hombres representativos de la época, conversando sobre una gran roca al cobijo de un hermoso árbol en el primer plano. Quizás no lo vean muy bien, pero en el fondo se distingue un águila y bajo ella una cascada, ambas forman una especie de línea vertical imaginaria, otorgándole un aspecto simbólico y misterioso a la pintura.


Lo encantador de este trabajo es la magia que transmite un mundo o espacio natural que no ha sido intervenido por el hombre, y donde la belleza del paisaje, el cual se presenta como protagonista de la escena y no como un mero fondo, cautiva los ojos del observador obsequiándole una sensación de arrobamiento.
La ilustración nos permite reflexionar sobre la necesidad de la conservación de áreas verdes no sólo para que el ecosistema continúe su ciclo normal para el correcto funcionamiento del Planeta desde una mirada biológica, sino desde un aspecto espiritual en donde hombre y Naturaleza conviven en paz.


Si nos sentamos a observar el reino mineral, el reino vegetal e incluso el animal, sacaremos provecho de enseñanzas tan sublimes como poderosas, en donde no sólo se sanará nuestro intelecto tan bombardeado de banalidades, si no que nos veremos ricamente nutridos a nivel emocional e incluso físico si seguimos un poco el ejemplo de la Naturaleza y su continúo fluir despreocupado.

"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha." (Victor Hugo)


lunes, 13 de enero de 2014

Ex-torero en contra de la Tauromaquia


Partir este año con un evento como el que ya les contaré, aunque algo viejo, realmente me dejó sin habla y sorprendida. Estamos en tiempos de cambios, de reformas, de transformaciones radicales, y éste, es el ejemplo más claro que puedo mostrarles:

Esta foto es impactante, pues muestra la última aparición como torero matador de Álvaro Múnera. Este hombre prácticamente cae desplomado, invadido de arrepentimiento en medido de una corrida en España el año 1984 , conmovido por el toro el cual se rehusó a defenderse y pelear por su vida. 

Álvaro recuerda así aquel crucial momento: " (...)Y de repente, miré el toro... Tenía la inocencia que todos los animales tienen en sus ojos, y él me miró, sintiendo dentro de mi un "¿Porqué?".  Era como un grito por la justicia en el fondo de mí, y sentí -mira hacia arriba-... Yo lo describiría como como una conexión, porque si uno confiesa, y espera que sea perdonado... -Guarda silencio mientras contiene las lágrimas-  Me sentí como la peor mierda en la tierra" 


Hasta cierto punto lo que pensó de sí mismo podría decirse que es cierto, pero seguramente estaba en su misión de vida convertirse en torero para experimentar la falsa gloria interior y finalmente darse cuenta del horror que causa el toreo. Pienso que Álvaro Múnera podrá ser un ícono transformador, el cual llevará la defensa y justicia entre especies como un emblema que puede ser uno de los primeros pasos para cambiar la historia de las corridas tanto en España como en Colombia, su país de origen.

Desde entonces Álvaro es uno de los principales opositores de las corridas en Colombia, aunque le llamen traidor sus ex-compañeros toreros, sigue firme en sus ideales animalistas. 

Tengo entendido que  ha trabajado como consejal en Medellín, pero no lo cito hoy por un tinte político, sino por esta anécdota que desconocía y me ha hecho ver que hay esperanza, que hay sucesos en la vida de una persona que pueden hacerla recapacitar y "ver la luz".

He aquí una entrevista y más información la cual creo que dice mucho más de lo que yo misma puedo contarles: Pincha aquí