viernes, 12 de septiembre de 2014

Espíritus afines





Del Paisajista Estadounidense Asher Brown Durand del siglo XIX, les traigo esta obra titulada: "Kindred spirits", es decir: "Espíritus afines". En el cuadro se ven a dos hombres representativos de la época, conversando sobre una gran roca al cobijo de un hermoso árbol en el primer plano. Quizás no lo vean muy bien, pero en el fondo se distingue un águila y bajo ella una cascada, ambas forman una especie de línea vertical imaginaria, otorgándole un aspecto simbólico y misterioso a la pintura.


Lo encantador de este trabajo es la magia que transmite un mundo o espacio natural que no ha sido intervenido por el hombre, y donde la belleza del paisaje, el cual se presenta como protagonista de la escena y no como un mero fondo, cautiva los ojos del observador obsequiándole una sensación de arrobamiento.
La ilustración nos permite reflexionar sobre la necesidad de la conservación de áreas verdes no sólo para que el ecosistema continúe su ciclo normal para el correcto funcionamiento del Planeta desde una mirada biológica, sino desde un aspecto espiritual en donde hombre y Naturaleza conviven en paz.


Si nos sentamos a observar el reino mineral, el reino vegetal e incluso el animal, sacaremos provecho de enseñanzas tan sublimes como poderosas, en donde no sólo se sanará nuestro intelecto tan bombardeado de banalidades, si no que nos veremos ricamente nutridos a nivel emocional e incluso físico si seguimos un poco el ejemplo de la Naturaleza y su continúo fluir despreocupado.

"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha." (Victor Hugo)


5 comentarios:

Esther R dijo...

Preciosa pintura, sí :))Aunque me costó ver el águila, sí, pero al fin la pillo :) Sería capaz de ponerla en algún lugar de mi casa, encantada.

El hombre suele olvidar que él y la naturaleza se necesitan y no pueden vivir la una parte sin la otra.

Besos :)))

Patricia dijo...

Linda pintura, no la conocia, me ayudaste a comprenderla profundamente sobre todo por ese significado tan especial y actualmente tan necesario. Ojala acabaramos de entender lo importante de conservar flora y fauna en pro de la humanidad misma. precioso post lo estoy re-tweet...
besos, feliz fin de semana!!

**kadannek** dijo...

Esther: Es muy probable que la Naturaleza sobreviva sin el hombre, pero no a la inversa. La Natura es neutra, no le importa lo que pase con nosotros, pero nos permite ser sus invitados, casi indiferente. Aún así, somos parte de ella y debemos vivir en comunión.
Saludos!

Patricia: Gracias por Compartir la entrada por twitter. Y me alegra haber traído casi del olvido, esta mística y hermosa obra. Me da gusto haberte ayudado a entenderla un poquito.
Un gran abrazo.

Patricia dijo...

Me encanto la obra y el pensamiento!
Un placer publicarla por twitter, lo seguire haciendo :)
besos,

**kadannek** dijo...

Patricia: Muchas gracias. Qué bonito tenerte de nuevo por aquí.