martes, 11 de noviembre de 2014

Mini-tigres




El gato es una criatura "mágica" e increíble si nos cuestionamos su lugar entre los felinos; Tan lejos y cerca del tigre, conserva su instinto de caza aunque se le domestique, posee sentidos agudos y hasta extrasensoriales para sentir vibraciones de la Tierra y de energías que la mayoría de las personas no pueden percibir; Es de conocimiento popular el hecho de que "los gatos ven cosas que el ojo humano no ve", manifestándose este hecho como la clásica perplejidad en sus miradas (como si fuesen consciente de una sabiduría que no se entiende con la lógica, sino con el instinto y otros niveles de conciencia superiores, libres de prejuicios y errados conceptos humanoides) seguida de maullidos "a la nada" y una inquietud que no podemos comprender.

Somos afortunados de poder tener tan de cerca a estos seres, que en la antigüedad eran considerados divinos (como en el antiguo Egipto), y a los que se les atribuyeron milagrosos poderes curativos. De hecho, aún hoy en día se les utiliza cuales profesionales de la salud para terapias con niños, enfermos de cáncer y otros malestares.
 Hay un sin fin de testimonios que cuentan historias misteriosas y sorprendentes, en la que, alguno de estos felinos, hizo de oráculo, anunciando el pronto fallecimiento de una persona, paseándose por su habitación del hospital un día antes de su partida o quedándosele mirando por horas, como si supiese que a esa persona pronto le esperaba otro camino, un viaje a un plano diferente.

Místicos y milagrosos o no, su beneficio para con la salud emocional de nuestra especie está comprobada. Son una compañía silenciosa, cariñosa y juguetona, que no discrimina entre títulos ni estatus socio-económicos, por ende, junto con los perros, es uno de los amigos infaltables en nuestros hogares y entornos.
Son unas de las criaturas más cercanas al hombre, quizás aprendan de nosotros para reencarnar luego en un humano y convertirse en un próximo amigo para la siguiente generación. Fantasía o realidad, da igual, lo importante es que les debemos respeto y mucha gratitud por el amor desinteresado que nos entregan.

(La bella modelo de ojos penetrantes que acompañó esta entrada se llama Cuca, fotografiada por Gatuno Art/Arte a quien pueden visitar en su cuenta de twitter @globalgatuno, dedicada a la belleza gatuna, con videos, frases, datos de adopciones, imágenes y diversas fotografías. A quien también le doy un especial agradecimiento por facilitarme esta hermosa foto con una las frases más emblemáticas de Victor Hugo, gran escritor Francés del Siglo XIX).


8 comentarios:

Sakurita dijo...

Qué bonita foto y qué entrada tan interesante!

Esther R dijo...

Me había parecido oír algo así de Egipto, pero no había sido muy consciente de ello. :)

Yo soy más de perros. Cariñosos, según y cómo: el de mi tía, casi me destroza la cara :P Pero dicen que no hay regla sin excepción.

Un beso. :)

Patricia dijo...

Holaa!!
Por fin con un poco de tiempo, me animo a visitarte y me quedo maravillada con la explicacion que no conocia.
Lindos animalitos los gatitos, pena le tenga alergia a su pelito fino y delgado...pero sino, ya tendria un par jugueton en casa :)
Lindo post,
besos, feliz fin de semana!!

**kadannek** dijo...

Sakurita: Gracias por venir, hace mucho no te veía. Ponte en contacto conmigo. Un saludo.

Esther: Todo va en la crianza y educación del perro, más allá de su raza y de su instinto. Saludos.

Patricia: Es una tristeza eso de las alergias al pelaje, pero al menos hay tratamientos. Un gran saludo, lindo verte!

Hada Saltarina dijo...

Qué lindos que son los garitos!

Laura. M dijo...

Tengo una pareja.Me encanta acariciarlos.
Un beso.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

He estado visitando tu blog y coincido en muchos aspectos contigo: adoro a los perros, a los árboles, estoy en dontra de la tauromaquia, admiro a quienes rescatan a los perros de morir atropellados y a quienes los ayudaan y protegen, aunuqe me gustan los animales en general, como los gatos. El reno animal, natural y vegetal son un verdadero regalo para la humanidad

Un placer descubrir y aterrizar en tu blog

RECOMENZAR dijo...

no me gustan los gatos
gracias por darnos tu poema