martes, 11 de noviembre de 2008

Poema: Vida de una flor (H.H)


Fotografía: "Una rosa de mi jardín"
por Kadannek.-



VIDA DE UNA FLOR (Hermann Hesse)



Por la verde ronda de hojas ya se asoma

con temor infantil, y apenas mirar osa;

siente las ondas de luz que la cobijan,

y el azul incomprensible del cielo y del Verano.

Luz, viento y mariposas la cortejan; abre,

con la primera sonrisa, su ansioso corazón

hacia la vida, y aprende a entregarse,

como todo ser joven, a los sueños.



Más ahora ríe toda, arden sus colores

y en su cáliz asoma ya el dorado polen;

aprende a sentir el calor del mediodía

y, agotada, se inclina al lecho de hojas por la tarde.



Labios de mujer madura con sus bordes,

donde las líneas tiemblan por la edad ya presentida.

cálida florece al fin su risa, en cuyo fondo

amarga caducidad y hastío anidan.



Pero ya se ajan y reducen los pétalos,

ya cuelgan pesadamente sobre las semillas.

Palidecen los colores como espectros: el gran

secreto envuelve ya a la moribunda.


Versión de Andrés Holguín

9 comentarios:

Amada Inmortal dijo...

bello, simple... un gusto... besos

lys dijo...

Hermoso poema. Tienes gran sensibilidad.

Un saludo.

cieloazzul dijo...

que bonito!
y la imágen de la rosa!
facinante!!!
hasta huele:)
besosss!

Bohemia dijo...

unos versos muy perfumados...

Bss

BELMAR dijo...





«Cada rincón de un minúsculo florecer se hace cotidiano tras la palabra hasta habitar lo des-habitado como infante frente a la hoja en blanco.»

BELMAR

Antona dijo...

Bello



bss

RECOMENZAR dijo...

Te leo y decubro palabras que son versos besos

BELMAR dijo...






"C'est faux dire: je pense: on devrait dire on me pense."


("Es falso decir: yo pienso; deberíamos decir: alguien me piensa.")

Arthur Rimbaud

BELMAR dijo...



La poesía habita en cada rincón donde posamos la mirada dispuesta a aprender y maravillarse en ese descubrimiento sutil que cae a pedazos desde nuestro mirar de lenguas y apetito de vivir.