jueves, 10 de noviembre de 2011

Detenerse y escuchar a la Tierra


"Más que escuchar a los agoreros del fin del mundo, a los apocalípticos de dudosa reputación, habría que aprender a leer de nuevo los signos de la Tierra. Ella es la única que sabe, la única hechicera o adivina a la que le creo. Porque ella nos despierta con el sol, porque ella nos limpia con la lluvia. Ella dice mucho más de lo que creemos a simple vista, pero hay que tener tiempo para escuchar sus sutiles vaticinios. ¿Y quién tiene tiempo hoy día en este planeta vertiginoso? Aparte de los ancianos, ¿quién se detiene hoy en su propio jardín a sentir cómo cae la tarde?

Yo no les creo nada a los magos de hoy: los economistas, politólogos y meteorólogos. Siempre se equivocan en sus predicciones. La Tierra, en cambio, nunca miente. Y ya no le damos ni la hora. El día del fin del mundo yo me arrodillaría a besar la tierra, y gastaría mis últimos minutos en jugar con los niños en la plaza de mi barrio. No hay nada más importante ni más en serio que eso.

Que el próximo asteroide nos pille jugando a las escondidas o a la pelota, y no robando, matando o mintiendo, eso que tantos hacen hoy con tanta dedicación y a gran escala, sin tregua ni piedad."

Fragmento de "El día del fin del mundo" de la culumna de Cristián Warnken (10-11-2011) para El Mercurio.


5 comentarios:

Esther dijo...

Síiii, ojalá pillara a mucha gente así o en condiciones similares porque eso significaría que ha cambiado al menos algo a mejor o que aún no está todo perdido, por todo lo que pudiera haber parecido en un principio. Por desgracia, todo está así... la vida no es fácil y no creo que nada vaya a mejorar, así que más vale que nos vayamos acostumbrando :(

**kadannek** dijo...

La posición del conformista, del acostumbrado, del que se sienta a esperar es uno de los elementos negativos que impide que las cosas mejoren o se solucionen. Hay que tener aspiraciones racionales. La realidad es de la forma que nosotros permitimos que sea, si para ti nada puede mejorar, entonces nada mejorará. No tenemos por qué rendirnos ante lo negativo o lo que nos perjudica.

Esther dijo...

Te doy la razón en eso... Está bien el que se vuelve activo... que lucha pero, sólo digo eso, que lo más probable es que no consiga nada o gran cosa y gaste sus energías inútilmente pero, no me hagas caso,que reconozco que tiendo a ser bastante negativa... aunque a veces me digo ¿negativa o realista? Lo de negativa, me lo dijo alguien ajeno a mí... Espero que estés bien :)

Poetiza dijo...

Hola, reflexivo texto. Todos deberiamos escuchar a la Tierra, ella agoniza, pide auixilio y nosotros no nos damos cuenta. Que el proximo asteroide nos pille jugando, besos, cuidate. Feliz Nochevieja.

Poetiza dijo...

Paso a saludarte amigo. Que la pases bien. Besos, cuidate.