domingo, 18 de marzo de 2018

Aceite de coco, un esencial en el hogar (Parte II)



En la primera parte les mencioné a grandes rasgos muchos de los beneficios del aceite o manteca de coco, pero hoy profundizaremos en sus propiedades, usos y recetas.

Maquillaje: Algo que te encantará si te aplicas base de maquillaje, es que puedes agregar el aceite de coco como un infaltable en tu rutina. Prepara tu piel usando una pequeña cantidad, digamos, a penas unos puntos del producto distribuidos en tu rostro esparciéndolo bien, después de unos minutos cuando éste se haya absorbido, tu piel estará suave, lo que te permitirá aplicar tu base con mayor facilidad y con un resultado más natural, evitando que se cuartee.

Desmaquillante: Quizás no lo sabías, pero ayuda muy bien para remover el maquillaje y suciedad acumulada en la piel durante la jornada. Sirve perfectamente para quitar incluso productos como el rimel o máscara de pestañas resistentes al agua. Si te quedas sin desmaquillante puedes reemplazarlo fácilmente por aceite de coco, lo que además aportará beneficios extras, porque es generoso con todas las pieles.

Pestañas: Un truquito que aprendí es aplicar un poco de aceite de coco antes de usar máscara de pestañas, lo que les otorga una especie de capa protectora, sobre todo si tus pestañas son algo débiles. También puedes agregar un poco de este aceite al cepillo de tu rimel cuando éste está un poco seco, y así fluirá mejor. Protección, nutrición y estética en un sólo paso.

Labios: Si sufres de labios partidos, secos y despellejados puedes usarlo varias veces al día, como mínimo dos; antes de partir tu jornada y al finalizarla. 
Si te gustan los labiales mate es muy seguro que tus labios se resequen con mayor facilidad. Un truco es aplicar algo de aceite de coco sobre tus labios antes de ponerles color, aunque puede ser que el labial no dure tanto, de todas formas estarás cuidando tu boca.

Protector solar: Si me preguntan de qué manera uso más el aceite de coco, sin duda es como protector solar. Al igual que la manteca de cacao el aceite de coco es de los mejores protectores naturales que existen, o que al menos yo he podido probar. Es más ligero que la manteca de cacao y no satura la piel. No da tanto calor como los protectores que hay en el mercado, y en general no causa alergias. Mi única recomendación es que se aplique de entre 30 minutos a una hora antes de la exposición solar como mínimo, de lo contrario te provocará calor si no se ha absorbido bien. 
Por cierto, es una falacia tremenda y atroz que el aceite de coco quema o “fríe” la piel o el cabello si nos ponemos bajo el sol después de usarlo, de hecho es todo lo contrario, protege contra todos los agentes externos provocados por el clima.

Exfoliante: Otra de las formas en que me encanta usar el aceite de coco es como exfoliante facial y corporal. Mezcla de una a dos cucharadas junto con media o una cucharada de azúcar, café molido o incluso sal gruesa si tu piel es muy grasa, mezcla bien y ya está listo para usar. Masajea suave, de forma circular y ascendente, luego lávate o báñate con normalidad. Mi opción favorita para el rostro es el azúcar y para el cuerpo el café, ya que éste ayuda contra la flacidez y la celulitis, también estimula la irrigación sanguínea, además la mezcla de aromas es exquisita y estimulante. 

Mascarillas caseras: Una de las combinaciones ganadoras para mí que me ayudó a recuperar mi cabello seco y maltratado, lleva como ingrediente principal el aceite de coco, con una cuchara colmada basta para un cabello largo. Luego agregas Miel (una cucharadita) y yogurth natural (½ pote o 1 pote entero). Si tienes el cabello graso puedes agregar un chorrito de limón, si lo tienes excesivamente dañado puedes moler un aguacate y hasta un plátano. Mezcla todo y colócatelo en el cabello como mínimo una hora, una vez a la semana. Como plus puedes usar un gorro término o envolverte la cabeza con papel film como hice yo. Sé que te encantará.

Desodorante: Tan sencillo como aplicar aceite de coco directamente bajo tus brazos o pies después de bañarte. Recuerda que es un antibacterial y fungicida, así que evita los malos-olores y hongos.

En términos generales y lo que me hizo enamorarme del aceite de coco fue el alivio inmediato que siento cada vez que me lo pongo, sobre todo en el rostro, porque es calmante y desinflamatorio. Así que se transformó en mi nueva “crema” para el cuidado de la piel.

3 comentarios:

Conchi dijo...

Hola Kadannek, me he topado con tu blog y me gusta así que con tu permiso me quedo por aquí y te invito a que pases por el mio. Ya me he copiado las propiedades del aceite de coco que me parecen muy interesantes.

Un saludo de Espíritu sin Nombre.

Dezazu dijo...

He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
Un Saludo

**kadannek** dijo...

Conchi y Dezazu, sean bienvenidas. Gracias por comentar. Saludos.